Las palabras en Danzaterapia

En las clases de danzaterapia utilizamos muchos recursos, a mi me gusta llamarlos multi-recursos creativos, porque entrelazamos variables de diversas áreas del arte.

Cuando nos sentamos a reflexionar en nuestra Tutoría Didáctica, multiplicamos las consignas para que los alumnos tengan muchas herramientas, que aplicarán luego en los cursos y talleres que dictaran a sus futuros alumnos.

Trabajar con las palabras puede ser una de las maneras más ricas de abordar el taller de danzaterapia.

Desde la Musicoterapia, aprendí que, así como la música instrumental o vibracional resuena en la energía personal, las canciones poemas y textos con sus  palabras cargadas de sentido, afectan a la relación mente-emoción y motivan para la expresión personal y el cambio.

Hay modos esquemáticos de trabajar con la palabra, como en el método Orff, que consiste en asociar el ritmo de las palabras, separándolas en sílabas, con la marcación de pulsos y acentos con instrumentos, palmas y  marcha.

También hay muchas otras formas…

Escuchar una canción y hablar o dibujar sobre ello es una de las formas más tradicionales de la musicoterapia.

De Eliseo Rey aprendí a seleccionar la música por la emoción que genera. Y tener en cuenta desde la coordinación el impacto de las letras para el moviente.

Siguiendo a la biodinámica emotiva, utilizamos música en otros idiomas, dejando de lado el sentido de las palabras, para enfocarnos en la textura sonora, y en la expresión de sentimientos de los cantantes. Pero algunas veces nos sumergimos en las palabras, para dejar que nos hablen. Recuerdo una clase maravillosa, en la que Eliseo nos sugirió recostarnos y escuchar con una actitud de apertura, permeables, con los ojos cerrados, los tangos recitados por Julio Sosa. Su tono contundente , los matices, el ritmo perfecto, la profundidad de su voz fueron imborrables.. después de cincuenta años puedo volver a escucharlo en mi imaginación.

Lo escuchaste decir “queeso?

queeso.jpg

Todo el deseo de lo “prohibido .. hermosa escena!

Aplicaciones creativas

En una clase de danzaterapia o movimiento, se puede trabajar con un poema que alguien del grupo recita, mientras los compañeros lo bailan.

Con Pepa Vivanco aprendí como jugar con las canciones hasta exprimirles hasta la última gota de jugo.
Leíamos textos con diferentes entonaciones, personajes, actitudes, imitando idiomas extranjeros. Juntábamos textos de diarios elegidos al azar, luego los musicalizábamos, les agregábamos ritmos. Era muy divertido y creativo.
Lo que hicimos en la Universidad , cuando estudiaba musicoterapia, jamás logró rozar siquiera la magia de lo que sucedía en el taller de Pepa.

Si utilizamos palabras contradictorias como disparador de la imaginación, podemos lograr resultados asombrosos, desafiando las formas convencionales.

duende.jpg

 

El juego de los adverbios

Y si nunca jugaron a ” los adverbios” no saben lo que se pierden…
Consiste en hacer acciones,de a uno o dos por turno, mientras el grupo mira.
Se puede armar como un “Berlín” el grupo elige el adverbio y la víctima deberá representarlo..Cuando más absurda la combinación entre la acción y el adverbio, más desopilante el resultado.
Se pueden sumar acciones o adverbios contradictorios entre dos participantes o tres.
Y si no queremos caer en lo teatral, lo planteamos de forma que los alumnos busquen extraer el movimento, la actitud, la forma, la dinámica correspondiente a al adverbio.
Imagínense por ejemplo:
Caminar por una calle soleada subrepticiamente.
Encontrarse con un compañero que corre suavemente.

Otros:
Servir el té insistentemente a un compañero que poda el ligustro nerviosamente.

Solos:
Vestirse para una fiesta desesperadamente

Arrugar un papel melosamente

Estornudar elegantemente

Atrapar mariposas estrafalariamente.

Bueno! espero que se diviertan y por favor compartan como les fue!!

 

Acción y palabra, una técnica teatral.

Una manera maravillosa de implementar frases con el movimiento, la  aprendí en las clases de Teatro para bailarines que dictaba Laura Yusem. La propuesta era ejecutar una acción con una frase que se repetía siempre. El efecto es sumamente movilizante, especialmente si la frase es significativa para la persona. Por lo tanto es importante tener cuidado.

Desglosando una canción

Cuando participé del Encuentro de Trabajadores Corporales para la Salud en el CCGSM, hicimos un taller con otros profesionales, a partir de una canción.

Cortamos la canción en partes y los participantes tenían que cantar o recitar libremente esas frases sueltas, mientras se desplazaban por el espacio. Recién al final se enteraban de cuál era la canción.

Hice este mismo recorrido con un grupo de pacientes graves de un Centro de Día. El resultado fue sorprendente, crearon obras de teatro completas y cada uno defendía con fervor su versión de la canción.

 

La palabra como mantra

Se ha hablado mucho sobre el poderoso poder de los mantras, y los utilizamos en algunas clases.

Respecto a este tema, que es muy amplio y profundo, lo único que voy a agregar aquí es una advertencia. Los mantras en general son en idioma sánscrito, y los occidentales en realidad no sabemos qué quieren decir, simplemente confiamos en los maestros que los enseñan, tomando la traducción que nos entregan. Así como hay Maestros bien intencionados que apoyan nuestro crecimiento espiritual, hay otros seres egoístas que solo buscan robar la energía del discípulo y utilizan los mantras para crear un estado de trance hipnótico.

Despertar implica ser más lúcido, más atento, estar más presente. Despejar y soltar el “mental”, sí, estamos totalmente de acuerdo. Pero entrar en un estado de trance no es beneficioso.

Por otra parte es importante comprender que cada palabra tiene un significado. Y que si pronunciamos mal una sílaba, podemos estar diciendo algo diferente de lo que nuestra intención amorosa desea expresar.

Por lo tanto, tomar los mantras con atención,  cuidado y respeto. Y sobre todo recomiendo a los coordinadores de movimiento y  danzaterapeutas, no utilizar mantras como fondo para la relajación si no los conocemos en su significado. Es mejor una música neutra.  El mantra moviliza energías, abre las chacras, expande la vibración. Entonces apliquemos esa herramienta tan valiosa con responsabilidad.

 

Palabras Positivas

Las palabras que nombran una cualidad benéfica pueden ser aplicadas para conectar con esa idea-sensación-cualidad.

Una manera de aplicar la técnica con la energía, la aprendí hace mucho tiempo cuando estudiaba yoga.

Consiste en absorber la energía de la palabra.

Se elige una palabra que resuene como maravillosa, energizante, relajante, pacificadora. Puede ser un estado anímico a lograr (felicidad, plenitud) una virtud (paciencia) un logro (libertad)

Se separa la palabra en sílabas.

Se respira según el número de sílabas.

Por ejemplo:

FE-LI-CI-DAD, que tiene 4 sílabas.

Tomo el aire en 4 tiempos, pensando en cada sílaba de la palabra.

Retengo en 4 tiempos pensando la palabra

Expiro en 4 tiempos pensando la palabra

Descanso 4 tiempos pensando en la palabra.

La palabra pensada

El poder de la palabra pensada fue investigada con mucha seriedad y profundidad por Fedora Aberastury.

Su método trabaja todo el tiempo con las palabras que se envían al lugar que debe relajarse o activarse. Se utiliza por ejemplo  mucho la palabra “abrir”.

 

Las cartas de palabras

ananasha_agradecimiento-peggy.jpg

Las cartas de Peggy Dubros, nos conectan con la magia de cada palabra, unidas a un poderoso mandala inspirador. Esta carta de la imagen, es Anasha, Agradecimiento.

 

Una experiencia especial

En las clases de evaluación del grupo de Caseros, contábamos con dos alumnas que sabían mucho de calendario maya. Lorena presento su clase basándose en el las frases.

Luego profundizamos sobre la relación de las palabras del calendario maya en cada parte del cuerpo.

Los resultados fueron muy impactantes. Una de las alumnas que había recibido un golpe en el dedo muy fuerte unos días antes, se alivió por completo del dolor, que no volvió a presentarse.

 

Ho´ponopono

Soy alumna de Mabel Katz en sus seminarios de Ho´ponopono. Cada vez que asisto puedo constatar en mi propia vida, en mi cuerpo, en  mi energía de que modo una palabra tan simple y tan mágica, el ” Gracias” tiene un poder transformador insoslayable.

Esta técnica hawaiana genera cambios visibles a través de la aplicación de ciertas palabras en relación a la intención de limpiar internamente para mejorar nuestras vidas y relaciones. Si te interesa saber más, podes leer mis experiencias en este enlace:  gabygolub.com/hoponopono/

Una propuesta para experimentar

Aplicar palabras sanadoras en la zona del cuerpo que necesita atención especial, es sumamente beneficioso. Se pueden utlizar términos simples, como paz, relax, amor, gracias. Imaginar que la palabra penetra en esa zona y registrar la diferencia conscientemente. Acompañar el pensar la palabra, con la consciencia de la respiración.

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: