Historia de Danza Moderna: François Delsarte

 

 

 

Los Precursores: en esta nota François Delsarte

François Delsarte (Solesmes 1811-1871 París) fue cantante, maestro de canto, declamación y estética, teórico del movimiento y pedagogo francés.

Tras una infancia difícil en la que pierde a toda su familia, Delsarte fue admitido en el Conservatorio de París, para estudiar canto. Alrededor de 1830 inicia su carrera como tenor, pero al perder la voz, al parecer por una mala praxis, debe interrumpir su carrera.  Este hecho lo motiva a investigar otros modos de entrenamiento conduciéndole a estudiar las relaciones entre el gesto y la voz.  Realiza observaciones y registra sistemáticamente, el comportamiento humano en la calle, en los parques y, también, en hospitales psiquiátricos; también de los gestos que acompañan a las palabras, de las relaciones existentes entre las inflexiones y el tono de la voz, los movimientos, expresiones y los sentimientos.

Entre 1840 y 1870, desarrolla su teoría de la expresión basada en la estrecha relación entre gesto y emoción. Sus teorías fueron  introducidas, en los Estados Unidos, por su alumno y asistente James Steele MacKaye y luego difundidas por los discípulos de este. A través de ellos, sus ideas llegaron a varias figuras de la historia de la danza moderna como Ruth Saint Denis, Ted Shawn, Isadora Duncan, Rudolf Labán, entre otros.

El delsartismo es fundamental en todos los sistemas de la danza moderna ya que brindaron las bases de un método de trabajo y el estudio del movimiento. Su análisis del cuerpo y de sus medios de expresión es de suma importancia en el desarrollo de la conciencia corporal y  la comprensión de las emociones humanas.

Delsarte reconoce el papel de los hombros como revelador del estado de ánimo de las personas y el torso como el centro vital de donde procede el movimiento y verdadero instrumento de la expresión.

A través de la creación de las leyes de expresión, descubre la estrecha relación entre la voz y el gesto,  y sus significados emocionales. También, encuentra la relación de  la espalda que se extiende (abre) o se repliega (enrolla) según el estado afectivo. Este hallazgo da origen a un principio básico: toda expresión proviene de la tensión y relajación de los músculos del cuerpo. Esta teoría fue  posteriormente utilizada y adaptada por  la danza moderna.

Otro de los principios fundamental de Delsarte es  la “ley de la correspondencia”
que postula una relación fija entre lo físico y lo espiritual, entre el movimiento y su
significado (a cada cambio espiritual le corresponde un movimiento corporal)  Esta relación hace referencia a la trinidad (cuerpo, mente y alma/espíritu) que reflejan la triple naturaleza divina que se corresponden respectivamente: el cuerpo con las sensaciones, la mente con el pensamiento y el alma/espíritu con los sentimientos.

Para  Delsarte, el arte tiene la misión de espiritualizar al ser humano y el ser perfecto logra un equilibrio/armonía entre cuerpo, mente, alma/espíritu. Asimismo, asocia una modalidad de expresión exterior a cada estado interior: la voz a las sensaciones, el gesto a los sentimientos y la palabra al pensamiento.

Otro principio que aporta es su “ley de la elevación”, que hace referencia a un movimiento que progresa desde el repliegue, en el suelo en posición fetal, hasta el despliegue total, de pie y con los brazos extendidos. Este movimiento es incorporado en las bases de la danza moderna.

Asimismo, considera fundamental el peso corporal y su desplazamiento, dando lugar a  la gravedad, contrariamente a la danza clásica de negación de la gravedad y elevación permanente. Este aporte es relevante para la futura danza moderna y análisis del movimiento

Otro de sus aportes es la “ley del movimiento armonioso” en la que divide en tres grandes tipos de movimientos: oposiciones (indica fuerza física) , paralelismos (indica debilidad) y sucesiones (expresa emoción) , según la intervención de la parte física, espíritu-emocional o mental.

También, distingue la dinámica o ciencia de la expresión del movimiento en tres categorías (ritmo, inflexión y armonía):

– El ritmo: es la expresión de las sensaciones. Puede ser lento, moderado o acelerado. -La inflexión, tiene dos aspectos: 1- La forma: movimientos directos, (lineales, expresan decisión) circulares (líneas cóncavas, convexas, sinuosas, expresan gracias, expansión) quebrados (líneas oscilantes, expresan vacilación) 2- La dirección (derecha-izquierda, atrás- delante, arriba- abajo y viceversa)

Delsarte no escribió ningún libro sobre su sistema de análisis del movimiento, pero sí lo hicieron sus seguidores y discípulos directos o indirectos. Es indudable la influencia en distintas disciplinas artísticas y en los precursores de la danza moderna, que iremos desarrollando en los próximas notas.

Nota de: Natalia Iglesias para DANZAT

Fuentes consultadas:

HISTORIA DE LA DANZA II. La danza moderna hasta la Segunda Guerra Mundial. Autora: Mª José Alemany Lázaro. Editorial Piles (2013)

Delsarte system of expression, by Genevieve Stebbins; public-domain, online version on Google Books